Agendar una cita

Agendar una cita

Enfermedad de Nicolas Favre, Clamidiasis.

¿Qué causa el linfogranuloma venéreo?

El linfogranuloma venéreo es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Se encuentra en mayor frecuencia en zonas tropicales y subtropicales del mundo, es rara en países desarrollados. Las infecciones urogenitales pueden manifestarse como cervicitis, uretritis y enfermedad inflamatoria pélvica. Las infecciones puede ser asintomática hasta en 80% de los casos.

Tiene una prevalencia entre los adolescentes de 15 a 19 años sexualmente activos. El tiempo de incubación de esta bacteria va desde los 3 a 14 días, incluso se han reportado que puede llegar hasta los 30 días.

La forma de transmisión es durante el sexo vaginal, oral o anal con una pareja infectada, también se puede dar transmisión al recién nacido durante el parto, estos pueden presentar infección ocular o neumonía neonatal. En el Linfogranuloma venéreo se presentan tres fases clínicas. Las complicaciones más importantes en el hombre son epididimitis, artritis reactiva adquirida sexualmente, síndrome de Reiter y la transmisión a la mujer.

¿Cómo se diagnostican el linfogranuloma venéreo?

El diagnóstico se puede realizar por: serología de clamidia, asilamiento del microorganismo en secreciones y tejidos, histopatología.

  • Cultivos: Su realización es difícil ya que no se realiza en la etapa de la infección. Se logran identificar el 30% de los organismos en la fase secundaria. Esta tiene una adecuada especificidad pero sensibilidad muy baja.
  • Pruebas serológicas: Fijación del complemento o micro-inmunofluorescencia es el método más común para diagnosticar el linfogranuloma venéreo.
  • Examen Físico.
  • Detección de ácidos nucleicos.
  • Determinación de la proteína choque de calor ps60.

¿Qué síntomas o presentación clínica tienen el linfogranuloma venéreo?

La presentación clínica dependerá de la fase en la que se encuentre la enfermedad.

  • Fase primaria: Se presenta con una lesión primaria que es una pápula o una úlcera herpetiforme que aparece entre 3 y 30 días después del contacto. En esta fase se puede dar infección intrauretral, cervical o rectal.
  • Fase secundaria: Se produce días o semanas después de aparecer la lesión primaria y se presenta como inflamación de los ganglios asociada a síntomas generales (fiebre, cefalea y dolor muscular). Inicialmente el ganglio afectado es blando con eritema (enrojecimiento), pero ha medida que evoluciona la infección se vuelve una masa inflamatoria. En el interior de esta se forman abscesos que van confluyendo con otros ganglios y forman un bubón. Otros de los síntomas pueden ser la proctitis, proctocolitis o dolor abdominal bajo o lumbar. En casos de infección anal se puede presentar secreción rectal, dolor anal, estreñimiento, fiebre y/o tenesmo.
  • Fase terciaria: las complicaciones en esta fase pueden presentar lesiones ulcerosas crónicas, hipertrofia granulomatosa con aumento de tamaño de los genitales externos. Elefantiasis genital, fistulas anales y estenosis; y en algunos casos infertilidad.

Las mujeres pueden presentarse de forma asintomática en un 70%.

¿Cuál es el tratamiento del linfogranuloma venéreo?

El tratamiento médico para el linfogranuloma venéreo se basa en la administración estos antibióticos:

  • Doxiclinica
  • Eritromicina
  • Azitromicina
  • Ofloxacino

Procedimiento médico

En el caso de los bubones fluctuantes o gigantes deben de ser drenados  por aspiración con aguja para evitar la rotura espontánea de estos y que puedan complicarse con la formación de un trayecto fistuloso.

Bibliografía

Kristy McKiernan Borawski, MD. Chapter 58: Sexually Transmitted Diseases. Campbell-Walsh-Wein Urology 12th Edition; pp 1251-1272.