Ícono del sitio Urólogo en Guadalajara

Prostatectomía Radical

Prostatectomía Radical

¿Qué es la Prostatectomía Radical?

La prostatectomía radical es el proceso quirúrgico por el cual se extirpa la glándula prostática, vesículas seminales y tejido linfático que se encuentra en la región pélvica; esto con la finalidad de tratar el cáncer de próstata. Este procedimiento se puede realizar con técnica abierta (con una herida que puede ser suprapúbica o perineal), técnica laparoscópica o por medio de cirugía robótica.

Indicaciones de la Prostatectomía Radical

La indicación para realizar una prostatectomía radical es un paciente que tenga cáncer prostático localizado.

¿En qué consiste la Prostatectomía Radical?

La prostatectomía radical es un procedimiento que se realiza con el paciente bajo efectos de anestesia general o en pacientes seleccionados se puede realizar con bloqueo regional. La cirugía consiste en extirpar la glándula prostática con las vesículas seminales y el tejido linfático que se encuentra en la región pélvica. Posterior a quitar la próstata se realiza una conexión (anastomosis) entre la vejiga y la uretra para que el paciente pueda tener una función de micción (poder hacer pipi) adecuada. Al finalizar esto se deja un drenaje dirigido hacia la región pélvica para descartar fugas de orina o hemorragia. El paciente saldrá con una sonda uretral (Sonda Foley) para que se pueda dar una adecuada cicatrización de la anastomosis de la vejiga y uretra.

¿Qué complicaciones existe en la Prostatectomía Radical?

Las complicaciones que ese pueden presentar en la prostatectomía radical se encuentran:

¿Cuál es el tiempo de recuperación de la Prostatectomía Radical?

El paciente después del procedimiento debe de permanecer en observación hospitalaria por lo menos un día, esto dependerá de la técnica quirúrgica empleada y el criterio del médico.  El paciente deberá de cumplir tratamiento antibiótico y analgésico posterior a la cirugía. El drenaje será retirado cuando el médico lo indique y los puntos de sutura o grapas para la o las heridas en la piel se retirarán los 15 días posteriores a la cirugía si el paciente presenta una adecuada cicatrización. La sonda Foley será retirada cuando el médico lo indique.

Salir de la versión móvil